En una semana hondureño se ganó la confianza de Rubí y su familia

Chihuahua.- Los primeros relatos de la familia de Rubii Inzunsa así como las investigaciones de la Fiscalía General del Estado arrojan que el hondureño, Erick Estrada necesitó solamente una semana de tiempo para ganarse la confianza de la familia de la menor, a tal punto que pidió permiso para que lo acompañara a comprar comida, pero ya nunca la regreso a su hogar.

El inmigrante hondureño habría llegado a instalarse a Punta Oriente hace una semana y aprovechó la necesidad de la familia de Rubi para regalarles incluso hasta un telefono celular y realizar algunos trabajos de construcción.

Ahora la Fiscalía General del Estado ha extendido la busqueda de la menor por todo el país por el temor de que el sujeto trate de sacarla incluso fuera del pais, ya que en su natal Honduras tiene un antecedente de haber hecho lo mismo con otra menor.

 

Comments

comments

143total visits,15visits today