Raptor de Rubí vino a México a delinquir no a trabajar

Chihuahua.- Erick Barrera, el hondureño que raptó a Rubí Inzunza no vino a México para buscar una mejor oportunidad de vida, sino a delinquir tal como lo hacía en su natal país.

Se le puede apreciar en redes sociales, varias fotografías donde posa con armas de fuego y mensajes intimidantes.

El hondureño que ahora es buscado por las autoridades mexicanas también es adorador de la Santa Muerte a quien en varias de sus publicaciones le dedica mensajes.

Todo su perfil de Facebook ya es analizado por la Fiscalía General del Estado para tratar de ubicarlo, sin embargo temen que ya haya abandonado el estado, por la manera de viajar de los migrantes donde se escabullen entre trenes, los centroamericanos que llegan hasta Chihuahua ya tienen la experiencia de viajar y esconderse con facilidad.

Cabe destacar que Erick Barrera le regaló un celular a la familia de Rubí para tratarse de ganar su confianza y poderla sustraer de su vivienda desde el pasado 10 de mayo.

Comments

comments