Sale libre descuartizador de Barbarita; niña de 4 años

Hidalgo del Parral.- El pasado 26 de marzo de 2019, había recibido la sentencia de un juez que, en un inicio, había decidido que fuera de 30 años, sin embargo, la pena se redujo a 12 años por ser inimputable, según el expediente del caso. Fue hace unas semanas, a últimos del mes de septiembre, -según fuentes- fecha en la que García Gándara obtuvo su libertad tras permanecer 12 años en prisión.

El antecedente de tan desgarradora historia y que, en su momento, causó impacto y consternación en la sociedad parralense, en la región, en el estado e, incluso, a nivel nacional, data de aquél lunes trágico 14 de agosto del 2006, a las 16:00 horas aproximadamente, fecha en la que la pequeña Bárbara Jazary Batalla Alvarado, de 4 años, había salido de su residencia ubicada en la colonia San Uriel de esta ciudad y fue raptada.

Posteriormente, el viernes 18 agosto del 2006, por la tarde, en una vivienda que se localiza en la misma manzana, encontraron una primera bolsa en cuyo interior encontraron partes de sus restos humanos; siendo asesinada y descuartizada.

Al día siguiente, el sábado 19 de agosto, fue localizada una segunda bolsa en la azotea de una vivienda, en su interior encontraron los brazos y las piernas de la menor. Otra evidencia del caso, fue encontrada en ese momento en el patio de la residencia. Todo en el mismo sector de la colonia San Uriel.

Tras existir una primera detención de Adán Quintero, alias «El Huevo», dos meses después del hecho, en octubre, fue detenido como presunto responsable. Sin embargo, el 20 de marzo del 2007 la policía detuvo a Jesús José García Gándara sin tener una orden de aprensión.

A él se le señaló como presunto responsable del asesinato de ‘Barbarita’, una pequeña de 4 años raptada en el exterior de su domicilio ubicado en la colonia Infonavit San Uriel de Parral y, posteriormente, asesinada y descuartizada.

En el mes de junio del presente año, el abogado defensor de Jesús José García Gándara, declaró a medios estatales que «claramente, la niña nunca salió de la colonia y fue asesinada en el mismo sitio», tratando de deslindar a su cliente. Su responsabilidad en el asesinato nunca fue probada de manera contundente.

García Gándara fue juzgado con el sistema tradicional de justicia, y hasta hace unos días, su condena detrás de las rejas en una prisión, fue purgada.

Comments

comments