Sale y va Corriendo Con… ¿Y Ana Gómez Licon? Canaco exige cuotas y Pancho y sus caretas

La Aviadora

No es porque maneje Aero naves, no es porque viaje mucho, es porque simplemente es como el coronavirus, nadie la ve pero saben que existe, nos referimos a Ana Gómez Licon y aunque ud no lo crea,  es la titular de la Coordinación estatal de protección civil, bueno al menos si uno busca en el directorio del estado eso es lo que dice.

Desde la salida del anterior titular y que Ana Gómez Licon tomó el mando, poco o muy poco, más bien nada hemos sabido de su titular, no hay un plan de contingencia en estos momentos, no la vemos procurando que los ciudadanos se queden en su casa, no hay trabajo, mucho menos presencia.

A lo mejor Gómez Licon es mucho más precavida que todos nosotros y desde el pasado mes de julio del 2019 ella ya sabía del COVID 19 y su peligrosidad, pues desde que fue nombrada como coordinadora, simplemente se ha quedado en casa, o nadie le dijo dónde está su oficina, pues aseguran que ni la clave del wifi se sabe.

En protección civil desde su creación se ha contado con 2 ingenieros, un técnico, un arquitecto, un periodista,  un marino y ahora una aviadora, así que si ud conoce a Ana Gómez Licon avísele que en la recepción están las tarjetas de jefa de protección civil que mínimo se presente para que se las entreguen y pueda presumir su sueldo.

 

La Incongruencia

Ante la emergencia  de salud generada por el conoravirus, la crisis económica cada día qué pasa es más fuerte, pues los sectores comerciales se ven afectados, sin ventas  y sin flujo económico.

Ante ello sectores empresariales han solicitado la comprensión  y la solidaridad de los gobiernos en torno al pago de  impuestos, cobro de servicios como la energía eléctrica, en fin, se piden apoyos, respaldo y comprensión ante complicada situación económica.

Sin embargo en la Cámara Nacional de Comercio CANACO parece que no hay congruencia con lo que piden y lo que exigen, ya que desde la presencia de la emergencia sanitaria, camara y agremiados han solicitado que existan apoyos a las empresas para salir de esta difícil situación.

Y aún que no lo crea la CANACO tiene desde el pasado primero de abril una estrategia para cobrar las cuotas anuales a los socios que no ha renovado su membresía, pues a decir de las palabras del vice presidente los pagos a la cámara deben de ser prioritarios pues la CANACO necesita de sus socios, sin importar la difícil situación por la que pasan muchos de ellos.

Esperemos y que sea solo una omisión de espacio y urgencia económica lo que llevó al departamento de afiliación de la CANACO a realizar los cobros a los socios que pertenecen a las secciones especializadas de jóvenes empresarios, mujeres empresarias, restaurantes, salones de fiestas, spas y comunicadores, mismos que ya han a hasta expulsado por no cubrir las cuotas y es que al momento en que se les cobró la respuesta de la mayoría fue que es un gasto que no es prioritario en este momento, pues mientras cámaras empresariales como COPARMEX, o CANACINTRA, incluso COCENTRO han condonado sus cuotas  a sus afiliados para que puedan aprovechar ese recurso en cosas tangibles o necesarias, la cámara que debe de representar al comercio, simplemente ha olvidado qué hay cosas más importantes que el dinero.

 

El liderazgo

Quien no necesita un nombramiento oficial o buscar un cargo de elección popular para mostrar y demostrar cómo se ayuda a la clase trabajadora, es el conocido Pancho Salcido y aún que pidió que no se dijera, pero cuando se dan este tipo de acciones es obligado a publicarse.

Para no hacerla de emoción les diremos que Pancho Salcido y su familia hicieron y diseñaron una careta de Petg que sirve para darle protección a las personas que atienden y enfrentan día a día el  COVID 19.

Y es que Pancho elaboró algo así como 500 caretas sin propaganda y sin fines de lucro y ha estado donando a las enfermeras y enfermeros así como a los doctores de diferentes hospitales públicos, para que los usen como medio de protección porque es de todos conocidos que los recursos no son los suficientes para proteger a quienes hoy atienden la pandemia.

En hora buena a todos los que de una forma tienen la posibilidad de ayudar desinteresadamente.

Comments

comments